Artículo

¿Cuál debe ser el enfoque de las empresas para generar más y mejores empleos?

El nivel de empleo o desempleo en un país está asociado a la productividad y calidad de vida de sus habitantes. En Colombia, durante décadas la cifra de desempleo ha estado presente en la agenda pública de los gobernantes con el propósito de reducirse y después mantenerse en un solo dígito.

Según Empleos para crecer del Banco Interamericano de Desarrollo, aunque Latinoamérica ha tenido como región un crecimiento económico importante en los últimos años, los mercados laborales de los países se mantienen en un alto índice de informalidad e inestabilidad en materia de empleos.

La generación de empleo en la economía nacional, es una responsabilidad que comparten las empresas y el Estado. Este último suele generar incentivos a las diversas empresas para que generen más y mejores empleos o se amplíe la oferta en industrias específicas o para un nicho particular de la población. En Colombia por ejemplo, algunas de las normativas legales más promovidas, han sido las relacionadas con incentivar el empleo de las personas en condición de discapacidad o la ley del primer empleo que tiene como finalidad ofrecer alternativas de empleo formal a jóvenes sin experiencia.

Al interior de las empresas, la generación de nuevos empleos está directamente relacionada con el crecimiento o expansión del negocio y la necesidad específica de incrementar el personal para atender los nuevos requerimientos. En el caso de generar mejores empleos, estos dependen de muchos más factores relacionados no sólo con el cargo como tal, sino con el entorno en el que el mismo se desenvuelve. Los mejores empleos están relacionados con la estabilidad, el tipo de empresa, industria o sector, la remuneración salarial, el tipo de contrato, la cultura organizacional, la posibilidad de crecimiento profesional, el salario emocional entre otros.

Para generar más y mejores empleos, es necesario que las empresas de los diversos sectores industriales se enfoquen en el desarrollo del negocio y la productividad de sus trabajadores. Y en ese sentido, el panorama en Colombia no resulta tan esperanzador, dado que según cifras del Departamento Nacional de Planeación el año pasado, el crecimiento de niveles de productividad en el país sólo representó el 0.08% comparativamente al año anterior, es decir, en el 2017 fue de 0.44 y en el 2018 de 0.52.

En este sentido, otros aspectos fundamentales que las empresas deben considerar para el desarrollo de mejores empleos, es que exista correspondencia entre las vacantes y los perfiles de trabajadores, promover una estrategia de formación para que su personal esté altamente calificado para el desarrollo de las funciones y responsabilidades. Se trata de apalancar los sectores que deben jalonar la economía del país para romper el círculo vicioso de la precariedad laboral y reemplazarlo por el círculo virtuoso, más productividad mayores empleos, más empleos mayor productividad.

Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica