Artículo

Conformación de equipos de trabajo exitosos

Los equipos se construyen desde las singularidades de sus integrantes y la sinergia de su complementariedad.   En esta frase puede resumirse el gran reto de una organización al momento de constituir y desarrollar sus equipos de trabajo. La estructura de una organización será siempre el marco de actuación que plasma los procesos corporativos, pero la dinámica del logro de los resultados está definida por las condiciones de interacción de las personas al interior de la empresa y en su diálogo comercial con el entorno.

Las empresas suelen enfrentarse a situaciones como:

  • “Tengo unos procesos claramente definidos, pero se han quedado en el papel”
  • “Me esforcé en contratar el mejor talento y al momento de trabajar juntos, su capacidad se ve disminuida, tornando lenta o desacertada, la toma de decisiones”
  • “Tengo gente creativa que no es capaz de materializar sus ideas”
  • “No sé por qué la gente que más sabe de nuestros productos, no logra cerrar buenos negocios con los clientes”

Estas situaciones, que hacen parte de la cotidianidad, muchas veces los gerentes o los socios buscan mitigar con intentos de soluciones que no apuntan a la naturaleza del conflicto. A veces, creando más procedimientos, estableciendo nuevas normas o acentuando el error. Todo esto, hace sumergir a la organización en esfuerzos desiertos que crean mayores dificultades.

El todo, es más que la suma de las partes, y la capacidad de un equipo superará de manera exponencial los esfuerzos individuales. La metodología BELBIN nos dice que aunque no existan personas perfectas, los equipos sí pueden serlo, si están configurados de manera adecuada.

En PSA CONSULTORES, las organizaciones encuentran con la metodología BELBIN, las herramientas prácticas necesarias, para redireccionar las relaciones de los equipos a partir de las habilidades naturales de los miembros, reconociendo en ellos su singularidad y a la vez identificando los  roles complementarios que necesitan ser incorporados a través de otros miembros, para alcanzar la sinergia que conduce a resultados extraordinarios. Si reconoces la singularidad podrás enfocarte en la grandeza. Por lo general los buenos resultados se obtienen a partir de reconfigurar relaciones, no de cambiar personas.

Con la metodología BELBIN, las personas ganan autoconocimiento y confianza en sus habilidades, y las organizaciones incrementan su productividad, a partir de una visión sistémica que permite desarrollar tal confianza al interior de la empresa y se traduce en credibilidad con los resultados hacia los clientes.

Permítanos decirle cómo hacerlo, convertimos su inversión, en productividad.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica