Artículo

Lúdica para la creatividad y la innovación

El mentalista, la carrera de obstáculos, la subasta de retos, el ascensor de ideas. Estos son apenas algunos nombres de metodologías que, de forma lúdica, emplea el WakeUpBrain para salirse de los esquemas e incentivar la creatividad y la innovación.

Creada desde el Centro de Innovación de Colombia, el WakeUpBrain es una metodología que, desde el juego, busca propiciar la innovación y la creatividad a través de la cual se pueden resolver varias problemáticas.

Y buena parte de lo que se genera a través de las herramientas de esta metodología es que apela a la interacción y a la emocionalidad como punto de partida para esa creatividad.

La cuestión es que el sistema, la manera como muchas veces el ser humano encara las dificultades, se relaciona con mecánicas donde pensar de manera lineal, convencional, es la regla. Como en el juego, el WakeUpBrain invita, a través de sus metodologías, a romper los esquemas excesivamente racionales para darle paso a la improvisación o a las emociones para despertar ese otro lado cerebral que permite la creatividad.

En efecto, buena parte de los problemas derivados de la enseñanza tradicional, más que tener que ver con la dificultad de resolver problemas, tiene que ver con la incapacidad de formularlos; de generar las preguntas adecuadas para poner el verdadero problema bajo el foco y de saber en cuáles de esas variables que este tiene se hace el ‘zoom’.

En ese orden de ideas, esta metodología, dentro de las herramientas que posee, apela a las llamadas ‘preguntas emocionantes’ para activar parte de la creatividad. Y es que, por racionales que sean, los seres humanos están actuando por la incidencia latente de sus emociones. Y los genios de la publicidad sí que lo saben…

Es en este tipo de escenarios, el de lo sentimientos, donde más se encuentran las alternativas para crear de forma poderosa y libre. Partir de una pregunta emocional puede dar la apertura a respuestas inesperadas, con las que se empiezan a hallar pistas para ofrecer soluciones distintas.

Al perseguir un objetivo, desde ‘la carrera de obstáculos’ -por ejemplo-, el WakeUpBrain facilita no solo hacerlo paso a paso, sino indagar cómo se debería priorizar y por qué, preguntas que también es necesario hacer en la resolución de cualquier problema.

El mentalista, otro de los ‘juegos’ dentro de la metodología y que hace uso de tarjetas, pone a sus participantes en escenarios de recordación e ingenio para comunicar, dinámica que además prepara al cerebro para otras dinámicas de creatividad.

El ascensor de ideas, como su nombre lo sugiere, no solo las reúne -como ocurre con la llamada lluvia de ideas-, sino que incentiva en los participantes la jerarquización de las mismas ante determinados escenarios o retos.

Conozca esta metodología y póngala en práctica con su equipo de trabajo para hallar soluciones ante los retos laborales, AQUÍ.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica