Artículo

Construyendo una fuerza laboral resistente a las crisis

Dispuesto y capaz

La mayor parte de la planificación de respuesta a crisis supone que las personas irán a trabajar cuando las necesiten, incluso durante algunos de los eventos más extremos. Pero, ¿será realmente cierta esta suposición fundamental? Esta es la pregunta que Deloitte, en asociación con King’s College London y Public Health England, exploró para sugerir un modelo y recomendaciones para que las organizaciones desarrollen una fuerza laboral más resistente a las crisis.

La mayoría de los planes de respuesta a crisis existentes se centran en las estructuras, protocolos y procesos de la respuesta de una organización, dejando el aspecto humano de la respuesta al azar, suponiendo que las personas irán a trabajar incluso durante los eventos más extremos.

Pero nuestra investigación descubrió que en ciertos escenarios más severos, esta suposición puede no ser cierta y las organizaciones necesitan encontrar formas de mejorar la situación.

Para hacerlo, deben considerar los siguientes puntos para construir una fuerza laboral resistente a las crisis:

Factores humanos: comprenda cómo pueden responder las personas y por qué

Las organizaciones deberían eliminar cualquier suposición acerca de la disposición de los empleados a trabajar en un momento de crisis y reconocer que la percepción del riesgo es un determinante clave de la disposición. Para paliar este problema, las organizaciones deben asegurarse de que las personas entiendan la importancia de su rol y adopten un enfoque inclusivo al desarrollar el plan de respuesta a la crisis para integrar y abordar las preocupaciones de los empleados.

Información y comunicación: dígales lo que necesitan saber

Las organizaciones deben asegurarse de educar a sus empleados sobre el riesgo real presentado por diferentes crisis. Cuando ocurre una crisis, es importante proporcionar información precisa y autorizada sobre la situación. Las organizaciones deberían considerar cuáles podrían ser las fuentes autorizadas de información y dónde o cómo se puede acceder a ellas y utilizarlas como parte de sus consideraciones de planificación. También deben proporcionar recomendaciones al personal y dar razones claras para esas recomendaciones.

Intervenciones organizacionales – brindan apoyo práctico

Para aumentar la disposición de los empleados a venir a trabajar durante una crisis, las organizaciones deben considerar la disponibilidad de acceso remoto, el apoyo logístico que podría facilitar que los empleados entren al trabajo y proporcionar incentivos como atención psicológica o medicamentos para ayudarlos a hacer frente. con la crisis

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica