CÁMARA DE COMERCIO HISPANO-COLOMBIANA

Fue un 19 de agosto de 1.960, cuando se abrieron oficialmente las puertas de la Cámara de Comercio Hispano Colombiana. La idea de fundar esta institución, que un grupo de empresarios/as colombianos/as y españoles/as venía gestando de tiempo atrás, tomó cuerpo en 1960 y se transformó en el motor del cada vez más pujante intercambio comercial entre las dos naciones.

La Cámara es un Institución de carácter corporativo, sin ánimo de lucro, reconocida oficialmente por el estado español, a través del Ministerio de Economía y con personería jurídica reconocida por el Ministerio de Justicia de Colombia. Es por tanto un órgano de asociación civil que excluye toda actividad con ánimo de lucro.

Para responder a las necesidades de los/as empresarios/as españoles/as y colombianos/as, la Cámara ha venido adaptando, en el transcurso de los años, tanto su infraestructura como sus funcionamientos, conservando como punto de referencia el objeto para el cual fue creada: fortalecer y fomentar el desarrollo de las relaciones económicas, comerciales, industriales y turísticas entre España y Colombia.a